Todo lo que debes saber para usar transporte público en Berlín

El transporte público en Berlín es cómodo, seguro y económico si se compara con otras ciudades de Europa. Incluye el Metro (U-Bahn), el tren suburbano (S-Bahn), autobuses y el tranvía. Para su uso, primero debes saber que Berlín se divide en tres zonas o anillos.

  • La zona A: comprende el centro de la ciudad, es el anillo más interior que permite acceder al tren suburbano (S-Bahn)
  • La zona B: el anillo medio. Incluye los alrededores del centro de la ciudad, hasta donde termina el territorio urbano
  • La zona C: el anillo más exterior. Abarca los alrededores que limitan con la ciudad, como el Aeropuerto Berlín-Schönefeld y el campo de concentración de Sachsenhausen.
Estación de Metro Alexanderplats, una de las más importantes del sistema de transporte

Según los lugares que desees visitar, los días que vayas a estar en la ciudad y el lugar en el que te encuentres hospedado, puedes acceder a billetes de transporte combinados por zonas como AB, BC y ABC. Los precios varían según las zonas que se quieran visitar, siendo € 1,70 el valor mínimo de un tiquete.

Es posible comprar tiquetes grupales (para hasta cinco personas) y obtener un precio más económico, o conseguir “abonos” (tiquetes válidos por uno o siete días) que son válidos hasta las 3:00 horas del día siguiente al de su validación.

Es importante saber que en las estaciones de metro y trenes no existen torniquetes. Por eso, es necesario validar el tiquete junto a la máquina expendedora de billetes; este tendrá vigencia por dos horas a partir de su validación. Otra excelente opción para recorrer Berlín es rentar una bicicleta. Toda la ciudad tiene un carril exclusivo para ellas, con más de 620 kilómetros y no hay ni una cuesta; además, es una opción que ayuda al cuidado del medio ambiente.

Otras recomendaciones para visitar Berlín

  • Consigue un mapa del sistema público de transporte o toma una foto a los mapas que encuentras en los paraderos de buses y en las estaciones de metro. Si tienes internet, solo accede aquí.
  • Valida siempre tu tiquete para evitar una multa. Los revisores no suelen usar uniforme y nunca sabes quién podrá ser uno de ellos.
  • El tiquete más común para turistas incluye las zonas AB. El aeropuerto de Shönefeld y el campo de concentración de Sachsenhausen están en la zona ABC.
  • Los tiquetes para todo el sistema de transporte se pueden obtener a través de taquillas en las estaciones o de máquinas automáticas con un sencillo menú en varios idiomas.
  • Si viajas con niños, ten en cuenta que los menores de seis años no necesitan tiquete y además, niños entre los 7 y 14 años obtienen una tarifa reducida.

Sigue estas recomendaciones y evita perderte en Berlín como me pasó a mí. Conoce la historia aquí.

Please follow and like us:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *