Alquilar moto en Bali: el día que obtuve una multa

Al visitar el sudeste asiático, muchos turistas que pasan por Indonesia deciden alquilar moto en Bali. Este es uno de los paraísos más conocidos y fáciles para recorrer en moto, aunque muchos viajeros, incluyéndome, lo hacemos sin tener licencia de conducir internacional; uno sabe que está mal, pero aún así corre el riesgo.

Un día de viaje con mi novio, decidimos irnos hasta Amed, una pequeña zona pesquera en el norte de Bali. Eran dos horas y media por un camino precioso, lleno de árboles, arrozales y locales que nos saludaban con alegría. Llegó una zona en la que la calzada se volvió más angosta y paramos unos minutos para tomar agua y descansar.

Cuando quisimos arrancar de nuevo, la moto empezó a hacer un ruido raro: se nos había pinchado una llanta. Estábamos en medio de la nada y solo había unas pequeñas tiendas cerca, pero cuánta suerte tendremos que uno de esos lugares era un montallantas.

Esperando que nos cobraran dos vidas por cambiar el neumático, nos acercamos y preguntamos. El precio en realidad sí fue una sorpresa porque nos salió muy barato, unos 3,5 USD.

Seguimos el camino, llegamos a Amed, disfrutamos de la playa y por primera vez vimos un volcán erupcionar. De regreso a la ciudad, el GPS nos cambió la ruta y nos hizo tomar una gran autopista. Faltaban 15 minutos para llegar a nuestro destino cuando nos encontramos con un gran retén de policías; lo raro era que solo estaban parando motos. Pero ya nos habían advertido que ellos buscan extranjeros solo para pedirles dinero. Como ven, alquilar moto en bali no es tan simple.

Nos paró un policía e inmediatamente nos pidió la licencia. Nos dijo que la de nuestro país no funcionaba allá y que la multa era de un millón de rupias (70 USD), pero que muy amablemente nos iba a ayudar para que le diéramos solo 500.000 rupias. Yo me reí, le dije que no tenía todo ese dinero (aunque sí lo tenía) y que si le podía dar algo para que comprara un buen almuerzo.

Policia de transito en Bali

El tipo ya sabía que íbamos a negociar, algo muy común en el continente asiático. Me pidió 100 USD de frente, ¡100 DÓLARES! En ese momento me arrepentí de alquilar moto en Bali. Le dije que yo no tenía dólares y me respondió que también recibía euros. Para mis adentros yo me reía, prefería pagar la multa antes que darle plata a un corrupto, pero aquí las multas te obligan a ir a la corte y no teníamos tiempo para eso.

Viendo que yo no le iba a dar dinero, el policía me dijo que le mostrara mi billetera (justo donde yo tenía dólares y rupias), pero muy inteligentemente la agarré y tapé todos los billetes con uno de 50.000 rupias. “Esto es lo que tengo”, le dije. El hombre se rio y me dijo que no era suficiente. “También tengo esto”, mostrándole 5000 dong, que eran los billetes que me habían sobrado de Vietnam.

Me preguntó cuánto era eso y le dije que no sabía pero que los podía ir a cambiar, cuando yo tenía claro que eran menos de 50 centavos de dólar. El policía me siguió pidiendo plata y yo le seguí insistiendo en que no tenía efectivo, hasta el punto de preguntarle si me acompañaba a un cajero a sacar. Como obviamente él no podía hacer eso, agarré el billete de 50.000, lo envolví, se lo puse en la mano y con cara de insatisfacción nos dejó ir. Pasamos de 70 USD a menos de 4 USD.

Sé que no está bien lo que hice, pero tampoco lo que ellos hacen. Me fui riéndome, sin sentirme víctima ni cómplice. En mi próximo viaje por el mundo seguro sacaré la licencia internacional para ahorrarme problemas y evitar lidiar con corruptos.


No dejes que esta anécdota te impida alquilar moto en Bali y vivir una increíble experiencia. Si sacas la licencia internacional, no habrá problema.

Además, si tienes pensado visitar la isla de los dioses pronto, haz clic aquí y conoce las mejores actividades para hacer en Bali, incluso con bajo presupuesto.

Please follow and like us:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *