Las 10 actividades más raras para hacer en Ámsterdam

Ámsterdam, la capital de los Países Bajos, es conocida por ser la ciudad de la libertad, el lugar en el que puedes hacer todo lo que desees mientras no afectes a los demás.

Es una ciudad preciosa, llena de canales, callejuelas, casas inclinadas y por supuesto, bicicletas. Es tan conocida entre los turistas, que se vuelve difícil recomendar nuevas cosas qué hacer, además de los típicos museos, tours gratuitos y recorrido por el Barrio Rojo. Pero en este artículo reunimos los 10 actividades más raras para hacer en Ámsterdam. Lee con atención y sorpréndete con estos inusuales planes.

Actividades más raras para hacer en Ámsterdam

  • UNO: Visitar exclusivas tiendas de diamantes. ¿Te gustan las joyas? La reconocida fábrica Gassan Diamond en Ámsterdam ofrece tours gratuitos muy interesantes donde puedes conocer y observar el trabajo de cortadores y pulidores. El recorrido dura cerca de una hora y permite conocer en profundidad la importancia de esta industria en el mundo.
Joyería Gassan Diamond Ámsterdam
Foto: Jacek Dylag
  • DOS: Asistir a un spa y sauna sin ropa. En Ámsterdam existe un spa y sauna donde los visitantes deben ingresar desnudos. El espacio es amplio y lujoso, el lugar perfecto para dejar los prejuicios y relajarse un poco. Encuentra aquí una anécdota sobre una visita a este lugar.
  • TRES: Conocer el templo budista de He Hua. Este lugar, ubicado en el barrio chino de Ámsterdam, impresiona por su gran tamaño y colores, que contrastan con la sobria decoración holandesa. Su entrada es gratuita y allí podrás disfrutar de actividades como meditación, ceremonias del té y conferencias.
He Hua Templo Amsterdam
Foto: Jan Pohunek
  • CUATRO: Visitar el archivo de la ciudad. Si te interesa conocer un poco de la historia de Ámsterdam, visita este lugar. Podrás encontrar documentos originales y extraños relevantes para la ciudad, como un informe sobre el robo de la bicicleta de Ana Frank. Este icónico edificio de ladrillos solía funcionar como banco hace muchísimos años.
  • CINCO: Disfrutar de una galleta o torta de marihuana. No es una de las actividades más raras para hacer en Ámsterdam, pero sí puede ser el lugar indicado para probar cannabis por primera vez. Incluso puede ser hasta en una bebida. Lo importante es no abusar de la sustancia, quizás solo un poco para probar nuevas sensaciones.
Cannabis Amsterdam
Foto: Justin Aikin
  • SEIS: Ir a la playa. Si el clima lo permite (aunque sea poco común), esta es una excelente actividad. Ámsterdam tiene varios lugares acondicionados como “playa”. Uno de los más reconocidos es Blijburg aan Zee, una zona artificial para relajarse y tomar el sol. Además, hay un pabellón con bar y una cocina abierta.
  • SIETE: Caminar por la calle Barndesteeg, en el Barrio Rojo. Esta vía contiene una serie de esculturas pornográficas hechas en las barandillas. Son muy reconocidas, ya que ilustran muy específicamente el oficio más conocido del barrio y hacen parte del patrimonio artístico de la ciudad.
Barandillas amsterdam
  • OCHO: Tomar una cerveza en una iglesia. Muchas de las antiguas iglesias en Ámsterdam hoy en día se utilizan como bares, antros, teatros y todo tipo de lugares recreativos. El Café Olivier de Utrecht es uno de los más famosos, ubicado al interior de una impresionante (ex) iglesia con grandes techos y vidrieras de colores. Aquí se han conservado importantes elementos desde su construcción en 1860, incluyendo el órgano y las bóvedas.
  • NUEVE: Pescar plástico por los canales de la ciudad. Plastic Whale ofrece un exótico tour en el que los visitantes pueden pasearse por los canales de Ámsterdam en búsqueda de basura. Sí, tal como suena. En esta iniciativa cada participante recibe su vara de pescar y mientras el bote se pasea, las personas van recolectando basura. El capitán maniobra según el plástico que las personas encuentren, así que los recorridos nunca son iguales.
Plastic Whale Amsterdam
Foto: Plastic Whale
  • DIEZ: Pasar por el Museo de la Tortura. Este inusual museo está compuesto por instrumentos de tortura medievales. No es un espacio divertido, pero sí un lugar muy impactante para entender la historia y evolución de la crueldad humana.

¿Te gustaron las ideas de actividades raras para hacer en Ámsterdam? Visita la ciudad y prueba algunas de ellas, ¡no te arrepentirás!.

Please follow and like us:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *